No nos interesa particularmente en este blog, buscar que los artistas y las obras se expliquen o se aborden de una manera que desnude más de lo necesario (y perjudicialmente) sus contenidos. Es evidente que la mediación tanto de un curador como de un artista, puede en algún punto tornarse contraproducente. La siguiente entrevista corta, tendrá como fin entablar un “peloteo” de ideas con el artista sobre su experiencia y sobre los antecedentes de su propuesta, tratando de evitar esencialismos. La entrevista posee un carácter de recopilación de experiencias, no un afán explicativo de las obras.

Sin mayor preámbulo, l@s dejo con una conversación corta que tuvimos con Fabiola Carranza, luego de la inauguración de su exposición en la Galería Des Pacio.

            8 ½: ¿En tu experiencia con la exposición, además de hábitos estéticos, ¿qué otros hábitos culturales y políticos tácitos pensás que incluye la exposición? ¿Quisiste retratar algún discurso en específico, para luego encontrarte con otros que se colaron?

            FC: Con este proyecto consideré importante hacer algo que fuese formándose alrededor de un proceso, y creciendo con base en eso, cambiando. O sea una respuesta intuitiva a la formación de nuevas interacciones con la gente de Atenas y basada en lo que tanto ellos como yo consideramos que sus respectivos negocios  la mayoría conducidos desde el hogar o ambulantes ― necesitaban.

Supongo que si tratase de hacer alguna asociación directa con un discurso especifico, tendría que ver con la influencia que haya podido tener sobre mi práctica la “estética relacional” como lo define Nicolas Bourriaud, eso de hacer proyectos que involucren las relaciones humanas en un contexto social. Pero también es para mí importante destacar que la obra de arte está presente también en la galería, eso no lo puedo ignorar, que realmente para mí el gesto de traer el material (los rótulos que recolecté en base a ese sistema de intercambios, o trueques) es lo que yo considero mi aporte al campo visual en el cual me desenvuelvo constantemente.

Me encanta pensar en la frase que usa el artista Thomas Hirshhorn para hablar de su trabajo de “hacer arte políticamente” y no “arte político”, eso lo sacó de Godard en algún momento, pero bueno vale la pena pensar en lo que eso implica y ayer alguien me expresaba que era quizás un cierto cinismo. Yo creo que es más hacer algo donde todavía se presenta un riesgo, en una situación donde sí hay que ser atrevido, o avispado… pero no cínico, o sea yo no consideré en ningún momento mentirle a las personas a las que les ofrecí cambiar el rotulo, más bien siempre trate de explicar mi interés por recopilar la autenticidad histórica de los rótulos del área, creando una especie de archivo antropológico de la ciudad/pueblo de Atenas.

            8 ½: Decís que tu trabajo es parte de una “antropología tropical”, contános un poco de cómo te entregaste a este tipo de investigación.

           FC: Mmm, me interesa mucho la somnolencia que siento que experimenté yo misma, creciendo en San José hacia mi propia cultura. Mi práctica le presta atención particular a la semiótica, y a tratar de asociarme con significantes y significados, para recalcar allí algún sentido complejo, de resonancia o potencial para provocar reflexión. Creo que ese impulso sale de allí y vivir tanto tiempo en otro país.

            8 ½: ¿Por qué no exponer nada más los rótulos? ¿Qué necesidad discursiva encontraste para complementar con video, comidas, etc.?

           FC: Este es un buen punto, y al rato lo que siento es un grado de responsabilidad, talvez por un no conocer a mi audiencia, consideré importante presentar ambos y distanciarlos. Pero sí pienso que de volver a presentar el proyecto, no cambiaría eso. El proceso me importa, me importa manifestarlo, y también me importan los rótulos solos, creo que es posible que co-existan.

            8 ½: La tradición popular de los rótulos “informales” es propia de toda la región centroamericana ¿Has pensado expandir la investigación en otros contextos?

           FC: Por supuesto, siempre que me sea posible hacerlo de una forma personal, y en donde pueda yo tratar realmente con la gente en la calle. Me encantaría explorar más zonas del país primero, Sarchi, Zarcero, Quepos… etc.

            8 ½: A la hora de hacer el trueque de rótulo viejo-rótulo nuevo, ¿hay alguna historia sobre ellos, contada por los dueños que recordés en particular?

           FC: Sí, me interesó ver como algunas personas a la hora de pedirles su dirección, usaban como punto de referencia su propio rótulo y les era difícil tratar de instruirme de otra manera. También Doña Idalia, la señora que estuvo vendiendo pupusas anoche (el día de la inauguración en la Galería Des Pacio), me encantó ver cómo después emplasticó el rotulo que yo le entregue, para que le rindiera más.

            8 ½: Para finalizar, vivís en Vancouver ¿te hace falta poder conseguir pupusas, tamales y agua de pipa en el Norte?

           FC: Siempre. Pero yo misma sé hacer buenas pupusas Salvadoreñas, de las que son más bien pequeñitas. Y allá hay una comunidad latina palpable. Gracias por entrevistarme. ¡Saludos!

Las fotos del proceso investigativo de Fabiola Carranza las puede consultar en la galería de Facebook de la Galería Des Pacio.

-Sofía Vindas S.-

Anuncios