El pasado Miércoles 22 de Junio del 2011 se celebró la Muestra de Trabajos del curso de Diseño Escultórico I, en la Escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Costa Rica. Los participantes de la exposición fueron los estudiantes Jorge Centeno, Florencia Figueroa, Silvia Frutos, Kimberly González, Silvia Mata, Rosalía Ramírez, Andy Retana y Álvaro Valerio. Este tipo de exposición tiene como propósito, dar a conocer los distintos resultados que los estudiantes de escultura alcanzan a lo largo de su carrera.

Es realmente importante hablar de este tipo de muestras, ya que se convierten en una oportunidad para ver los procesos de crecimiento, así como los momentos intermedios en el proceso de aprendizaje de los artistas. Lo valioso es presenciar estas muestras como ejercicios en la formación de los participantes. Esta palabra no debe implicar que se le reste importancia a las obras expuestas, ya que se notan desde los retos que ciertos artistas tomaron, hasta intereses a un nivel temático que permiten ver los rastros distintivos de la manera de trabajar de cada uno de ellos. Lo que une a todos es el hecho de que cada uno de ellos debía realizar una figura humana, pero a partir de eso todo cambia.

Se eligieron y desarrollaron distintas temáticas, y algunos lograron resolver las de una manera bastante impresionante, en otros casos si se siente que falto un poco más de trabajo, o tal vez ni siquiera eso, tal vez si se completó la escultura, pero el resultado final no fue el mejor.

A mi parecer, algunas de las esculturas destacan mucho más que otras por distintas razones, la primera de ellas es la de Kimberly González que nos muestra a un personaje agarrado a un carrito de compras. El dramatismo de esta figura se da mucho a partir del tratamiento de la ropa, la fuerza de la mano con que agarra el carrito y un rompimiento del espacio que crea la artista al modelar uno de sus zapatos caído en el piso, saliéndose de la base de la escultura, y dando mucho más movimiento a todo el conjunto; el resultado fue realmente increíble.

Seguido a este trabajo esta la obra de Silvia Mata, a la que se le reconoce en su mayoría el reto que toma

Trabajo del escultor Andy Retana

al querer tratar la figura desde una posición tan compleja, una inmensa mujer agachada encima de una silla, donde el peso se concentra en sus piernas. Es a mi parecer la obra que más buscó complejidad con respecto a la forma, dando un resultado bastante bueno. Después nos encontramos con la figura de Rosalía Ramírez, que resulta bastante impresionante cuando hablamos de la temática, refiriéndonos a una temática común como lo es el embarazo, pero proyectándolo de una manera bastante particular. Es una obra que logra ser muy narrativa que capta un momento específico y confuso para la mujer, pegada a un mueble y concentrándose en su vientre, permitiéndonos recrear la escena anterior o posterior a esta. Es una escultura que lograr hablar fácilmente por sí sola.

Por último está la escultura de Andy Retana, que cuando uno se pone a observar cada uno de los elementos de  la escultura empieza a notar por lo menos ciertas bases temáticas de la obra. Nos muestra a un hombre entrado a la tercera edad con una copa de vino, utilizándolo para hablar de la vejez y la homosexualidad, dos temas de gran interés para el artista.

La exposición es bastante útil para dar a conocer a las nuevas generaciones de escultores que vienen creciendo, que presenciemos ejercicios que tienen algo en común y de estudio, es una muestra de lo que pueden lograr.

 

-Mauricio Oviedo Salazar-

About these ads